Richard Reti, un talento innovador

Un hecho fortuito hizo que el fuerte jugador no profesional Richard Reti decidiera volcarse decididamente al ajedrez: en 1919, extravió (y nunca recuperó) un portafolios conteniendo la tesis doctoral en matemáticas que debía presentar en la Universidad de Viena. Deprimido por esta desgracia (de manera tan profunda que llegó a pensar en suicidarse), una sorpresiva invitación a jugar un torneo de maestros en Holanda logró sacarlo del abatimiento y fue el inicio de una nueva y superadora etapa de su vida.

 

Por Horacio Olivera

Richard Reti nació en Pezinok (hoy Eslovaquia), el 28 de mayo de 1889. Temprano conocedor del juego de ajedrez, sus padres lo presentaron ante Carl Schlechter, un consagrado maestro conocido de la familia y que descubrió en el joven Richard grandes condiciones. Afincado por esos tiempos en Viena junto a su familia, Reti comenzó a frecuentar cafés y clubes de ajedrez, donde pronto adquirió fama de gran jugador. Ganador de algunos torneos menores, se dio su primera participación internacional en el fuerte Torneo de Viena de 1908, ganado por Maroczy, Schlechter y Duras y en el que también jugaron figuras como Rubinstein, Spielmann, Tartakower, Marshall y otros consagrados. La actuación del joven debutante de 19 años no pudo ser más pobre, pues llegó último con solamente 1,5 en 19 rondas y a 4,5 puntos del penúltimo. Pero sin desanimarse, comprendió que debía ir “de menor a mayor” para no volver a ser vapuleado de tal manera, por lo que moderando sus aspiraciones comenzó a participar en torneos de menor fuerza, en los que fue obteniendo éxitos y, lo más importante, afianzando su experiencia.

Sin embargo, no era la intención de Reti dedicarse a tiempo completo al ajedrez, ya que sus estudios de Matemáticas y Física le apasionaban y le demandaban buena parte de su esfuerzo. Estudiante de la Universidad de Viena, sobrevino en 1919 el episodio de extravío que comentáramos en la introducción y entonces, ya transformado en un fuerte maestro, se dedicó en forma profesional al juego.

Los primeros años de la década del ’20 constituyeron la etapa de su mayor brillo en los tableros del mundo. En 1920 ganó el que sería su mejor certamen, cuando en el Torneo de Gotemburgo superó a figuras como Rubinstein, Bogoljubow, Tarrasch y otros maestros de primera línea. Dos años después se impuso, empatado con Spielmann, en el fuerte Torneo de Teplitz-Schönau. Segundo detrás de Tartakower en Viena 1923, fue quinto en el legendario Torneo de New York 1924, en el que batió a Capablanca en una excelente partida, que por lo demás fue la primera derrota del cubano como Campeón del Mundo, cortándole una racha de ocho años invicto. En esas épocas también realizó una gira por países de Sud América, batiendo en 1925 el récord de simultáneas a la ciega hasta ese momento, cuando en San Pablo se enfrentó a 29 jugadores (+20, -2, =7). En adelante, su juego se volvió un tanto irregular, aunque siempre permaneció dentro de la élite conformada por los jugadores de su tiempo. Así, en el famoso torneo de Moscú 1925 fue séptimo, entre 21 participantes.

Moscú, 1925

Richard Reti pasó a la historia como uno de los adalides de la “escuela hipermoderna”, un enfoque innovador para el ajedrez de su tiempo, propugnado por Nimzovich y que postula, entre otras particularidades, el control del centro con las piezas menores, en contraposición a la “escuela clásica” de la ocupación con peones. Hay muchos ejemplos en sus juegos de la aplicación de este para entonces novedoso sistema, entre otros el  ya mencionado ante Capablanca.

Virtuoso de los finales de partida, dedicó también buena parte de su tiempo a la composición de “estudios” sumamente valiosos, particularmente de finales de peones. Varios de ellos se han transformado en clásicos por su gran valor didáctico.

Reti falleció muy joven, el 6 de junio de 1929, cuando solo contaba con 40 años y aún tenía mucho por dar al ajedrez. Pero su obra y sus enseñanzas han permanecido como referencias insustituibles para el estudio y el perfeccionamiento del juego de los ajedrecistas de cualquier nivel.


Pueden ver sus partidas ingresando al siguiente link


Partidas destacadas


 

 

 

Richard Reti, un talento innovador
Tagged on: