Efim Geller, más que un antes y un después en la defensa India del Rey

Nacido en Odessa, Ucrania, en 1925, Efim Petrovich Geller comenzó a destacarse en su ciudad natal, en la que conquistó el Campeonato de Ucrania de 1950 (logro que repetiría en 1957, 1958 y 1959), para saltar de inmediato a la consideración mundial al obtener el segundo puesto, tanto en el  Campeonato de la URSS 1951, compartido con Petrosian, como en el Torneo Internacional de Budapest, en ambos detrás de Keres  y precediendo a jugadores de primerísima línea, como Botvinnik y Smyslov. Había comenzado el camino al estrellato de un Gran Maestro de excepción.

Por Horacio Olivera

Llamaba la atención de los expertos la gran capacidad del joven maestro para adaptarse a todos los estilos y combatir con conocimientos y precisión en cualquier fase de la partida. Pasó poco tiempo, por lo tanto, para que iniciara su participación en los ciclos para la conquista del máximo trono del ajedrez mundial. Así, en el interzonal de Estocolmo en 1952 (ganado en forma contundente por Kotov) alcanzó un magnífico cuarto puesto, adelantándose a jugadores de la talla de Averbach, Stahlberg, Szabó y Gligoric, entre otros. En 1953 participó en el legendario Torneo de Candidatos de Zurich, con las mejores estrellas del momento, con un desempeño sumamente aceptable. Ese mismo año se produce su debut como integrante del equipo Olímpico de la Unión Soviética, en el que formará en un total de siete oportunidades hasta 1980. En 1955 gana por primera vez el Campeonato de la URSS, logro que replicaría muchos años después en el año 1979 (¡ya con 54 años!), no sin antes haber participado en varias competencias del mismo tipo, siempre con resultados expectables. Permanente animador de los torneos interzonales, se destacan sus actuaciones en Curacao 1962, Sousse 1967 y Palma de Mallorca 1970; en todos estos casos clasificó, pero no pudo superar la etapa de matches.

Geller, además de un gran jugador, fue un consumado teórico de aperturas. A él y a sus esfuerzos (junto a los de Boleslavsky y Bronstein) se debe, allá por los años ’50, el ingreso a las competiciones de élite de la defensa India de Rey, anteriormente menospreciada, y que a partir de sus análisis y nuevas ideas, así como de su uso reiterado, fue siendo adoptada por muchos otros grandes maestros (como Gligoric y Najdorf, que hicieron de ella sus caballitos de batalla); tan importantes fueron sus logros con este planteo, que Botvinnik mismo llegó a decir: Antes de Geller no entendíamos debidamente los esquemas de la India de Rey.

efim_geller_1974Pero no solo a esta defensa hizo aportes el ucraniano: la variante Tartakower del Gambito de Dama fue revitalizada también por sus nuevas ideas y no es extraño que el joven Karpov la adoptara reiteradamente en sus inicios, cuando Geller era su entrenador. Y fue contra la defensa Siciliana que Geller utilizó un sistema que le dio resultados extraordinarios, en la variante “tranquila” del desarrollo del alfil rey a la casilla “e2”. Pueden repasarse sus muchos juegos con este sistema para comprender la profundidad con que lo jugaba y disfrutar con los “tormentos posicionales” que debieron sufrir muchos de sus oponentes, Fischer y Najdorf entre ellos.

Efim Geller obtuvo score favorable, durante su carrera, contra los campeones o ex campeones mundiales Botvinnik, Smyslov, Petrosian y Fischer, así como con maestros del calibre de Stein, Gligoric, Taimanov y Portisch, entre otros. Obtuvo, entre los años ’50 y ’80, el primer puesto en casi 30 torneos nacionales e internacionales de primera fila.

Hábil analista, son famosas sus intervenciones en análisis de partidas suspendidas por el equipo de la URSS durante las Olimpíadas: en Varna 1960, fue quien encontró, tras una agotadora noche de análisis, la jugada que salvó a Botvinnik de una casi segura derrota con el norteamericano Bobby Fischer en un intrincado final de torres.

geller1Como entrenador, colaboró con los campeones Botvinnik, Petrosian, Spassky, Karpov y Kasparov, lo que habla a las claras de la estima profesional que se le dispensaba en el ajedrez de alto nivel. Una de sus actividades de mayor exposición pública fue el cargo de jefe de la delegación soviética durante el match de Reykjavik en 1972, entre el entonces campeón Spassky y su retador Robert Fischer. Allí debió apelar a todas sus cualidades “extra ajedrecísticas” para sobrellevar los conflictos que tamaña confrontación suscitaron.

Jugador versátil, capaz de producir brillantes combinaciones pero también de conducir finales con pulida técnica, este verdadero “Monstruo Sagrado” del ajedrez del Siglo XX, ha dejado su impronta en la dilatada y fecunda actividad que desarrolló a lo largo de su exitosa carrera.

Efim Geller falleció en Moscú, el 17 de Noviembre de 1998, a los 73 años.


Pueden ver todas sus partidas ingresando al siguiente link


Partidas destacadas

Efim Geller, más que un antes y un después en la defensa India del Rey