Aaron Nimzovich, el creador del ajedrez hipermoderno

El nombre de Aaron Nimzovich está indisolublemente asociado a un nuevo enfoque del ajedrez, que vio la luz en la primera mitad del Siglo XX. Jugador de nota, didacta y autor de libros de eterna vigencia, fue el creador de la llamada “Escuela Hipermoderna”, en contraposición a la “Escuela Clásica”, sostenida por el dogmático jugador alemán Dr. Siegbert Tarrasch. Como todo innovador, Nimzovich se vio expuesto a críticas y denuestos ya por la sola exposición de sus nuevas teorías, que sostenían que era posible permitir al adversario la construcción de un fuerte centro de peones, para luego atacarlo por los flancos, en las antípodas de lo pregonado por las teorías clásicas. 

Por Horacio R. Olivera

Nacido en Riga, Letonia (parte del imperio ruso), Aaron Nimzovich aprendió los rudimentos del ajedrez a corta edad, estimulado por su padre (un fuerte jugador) y por el ambiente favorable al juego que reinaba en su ciudad (ambiente que, por lo visto, influyó con el correr de los años en la formación de otros varios grandes jugadores, entre los que destaca nada menos que Mikhail Tahl).

A partir de su viaje a Alemania en 1904, con motivo de proseguir sus estudios, Aaron decidió volcarse decididamente al ajedrez profesional, en vista del excelente nivel de juego que había alcanzado en su tierra natal. Rápidamente se convirtió en un jugador de primerísima primera línea, de lo que dan cuenta sus excelentes actuaciones en Munich 1906, Karlsbad 1907 y San Sebastián 1912. Pero es al inicio de la década del ’20 cuando su potencial ajedrecístico se desarrolla al máximo y, también, cuando comienza la publicación de las obras que lo harán obtener un merecido lugar en la historia del ajedrez. En esas épocas también, concretamente en 1922, se afinca en Copenhague y obtiene la ciudadanía dinamarquesa.

Durante sus tiempos de esplendor, Nimzovich obtuvo, entre otros, primeros puestos en Marienbad 1925, Hannover 1926, Dresden 1926 (con el extraordinario score de 8,5 en 9 partidas, relegando a Alekhine, Rubinstein y Tartakower!), Londres 1927, Karlsbad 1929 (sobre Capablanca y Spielmann) y Frankfurt 1930. Además, en gran cantidad de certámenes alcanzó ubicaciones de gran relevancia, como por ejemplo, en el legendario torneo de San Remo 1930, ganado en forma brillante por Alekhine, en el que alcanzó el segundo puesto.

Si bien hacia 1913 comenzaron a aparecer en forma de artículos, en periódicos de ese entonces, sus primeros esbozos sobre la nueva teoría ajedrecística que propugnaba, no es sino hasta 1925 cuando da comienzo la publicación de las obras literarias en las que plasma su original enfoque. En ese año aparece “El bloqueo” y, pocos meses después “Mi Sistema”, su obra cumbre. En 1929, publica “La práctica de mi sistema”, complementaria de la anterior, referida fundamentalmente a ejemplos de la aplicación de sus ideas en la práctica.

carlsbad2
Nimzovich y Alekhine, en San Remo

Aunque la complejidad de las nuevas ideas que Nimzovich expuso en sus obras ameritarían un análisis técnico mucho más profundo que el alcance de este artículo, resumiendo podemos decir que (entre otras ideas como el bloqueo, la profilaxis, etc.), la base de la concepción del genial danés se contrapone a los cánones clásicos, que propugnaban, como algo prácticamente obligatorio para una correcta estrategia en la apertura, la ocupación del centro del tablero con los peones. Él concibió que resultaba perfectamente posible un desarrollo opuesto: abogó por permitir al adversario construir un centro de peones fuerte, para atacarlo desde los flancos. Pese a la prédica tenaz de sus detractores, con Tarrasch a la cabeza, aplicó sus teorías en la práctica y pronto otros grandes jugadores (como por ejemplo el checo Reti), se transformaron en fieles seguidores de las mismas. Con el correr de los años, los hechos demostraron lo acertado de las nuevas ideas, y prácticamente todos los ajedrecistas que le siguieron fueron influenciados en gran medida por los postulados hipermodernos. Entre otros muchos grandes jugadores de todos los tiempos,  Larsen y Petrosian, por ejemplo, manifestaron, muchos años después de publicada la obra de Nimzovich, haberla leído y estudiado en profundidad para la conformación de sus estilos.

Muchos sistemas y variantes de apertura llevan actualmente el nombre de este gran jugador, debido a sus contribuciones a los mismos, siendo la muy popular y practicada Defensa Nimzoindia (llamada por algunos directamente Defensa Nimzovich) la más emblemática.

Aaron Nimzovich falleció tempranamente, a raíz de una neumonía, el 16 de Marzo de 1935, a los 48 años.


Partidas destacadas

Aaron Nimzovich, el creador del ajedrez hipermoderno
Tagged on: