La inestabilidad de los n° 2 en el reinado de Magnus y la falta de un «clásico»

El estadounidense Wesley So se transformó en el octavo número dos del mundo desde que Magnus Carlsen lidera las listas de la FIDE. Repasamos qué jugadores, durante cuánto tiempo escoltaron al noruego, y cuál de ellos estuvo más «cerca» de quitarle el reinado, entre otros interesantes detalles de la lucha por el segundo lugar. 

Con el ascenso de Wesley So al segundo lugar del ranking mundial en la última lista de marzo, ya son ocho los jugadores que consiguieron ser alguna vez ser escoltas de Magnus Carlsen a lo largo de su reinado (desde junio del 2011 al presente es n°1 de manera ininterrumpida). En realidad, la noticia era casi un hecho una vez que el joven nacionalizado estadounidense se consagró en el Tata Steel y – a los pocos días- Fabiano Caruana mostraba dificultades para realizar la actuación casi perfecta en Gibraltar que precisaba para no perder su lugar. Solo restaba que se haga oficial con el cambio de mes para seguir festejando: es el jugador del momento y consiguió, con sus actuales 2822 puntos de elo, la 6° mejor marca de la historia.

Repasando los últimos listados, sin duda fue el London Classic de diciembre el primer gran paso de So para la gran escalada de los últimos meses. Algunos meses antes Vachier Lagrave conseguía sostenerse durante 3 listados en el segundo lugar, Kramnik se lo arrebataba pero sólo un mes después volvía a dejar otra vez a Caruana como el perseguidor más cercano del noruego. Pero la historia de la inestabilidad del 2° y la falta de un rivalidad clásica que se prolongue en el tiempo viene desde hace casi una década. A ver…

Desde que Magnus Carlsen tomó el primer puesto del ranking, allá por diciembre de 2009, siete fueron sus escoltas. Naturalmente, el destronado Veselin Topalov sostuvo la disputa durante 10 meses, en el segundo puesto. En aquellos momentos, la diferencia no era la que el noruego impuso en los años subsiguientes. Tal es así, que en octubre de 2010, el indio Viswanathan Anand le arrebató el puesto número uno y durante un par de meses, alternaron el liderazgo con Magnus.

La lucha por el segundo puesto comenzó en junio de 2011. Desde allí, Viswanathan Anand luchó durante seis meses, hasta que en diciembre de 2011 tomó la posta Levon Aronian. Durante 13 meses, el armenio vio de cerca el crecimiento del noruego. En la lista de enero de 2013, Vladimir Kramnik se posicionó en la segunda ubicación por solo tres meses. Aronian retornaría nuevamente como el dos del mundo, hasta la lista de septiembre de 2014. Solo en octubre de 2013 y por un mes, Kramnik desplazaría momentaneamente al armenio.

En octubre de 2014 apareció en escena Fabiano Caruana, a quien muchos señalan como uno de los que tiene las condiciones para, eventualmente, desplazar a Magnus. Durante 7 meses, el entonces jugador italiano cortejó al noruego, llegando a acercarse a 19 puntos en lo que marcó el punto más cercano entre el cometa Carlsen y los demás jugadores de la tierra. Por supuesto que, lo medimos desde enero de 2013, cuando Magnus ya estaba afianzado como líder del absoluto y comenzaba a escaparse.

En mayo de 2015 y en junio de 2015 se turnaron Viswanathan Anand y Fabiano Caruana. De julio a septiembre de ese año, el búlgaro Veselín Topalov, el primer escolta de Carlsen, regresaba al segundo puesto del absoluto mundial. Y desde octubre de 2015 hasta mayo de 2016, alternaron Nakamura (un mes), Topalov (dos meses más), Kramnik (cuatro meses) y el recientemente nacionalizado norteamericano Caruana (un mes). En estos últimos dos meses, Vladimir Kramnik fue el escolta, hasta la incursión de Maxime Vachier Lagrave, como la gran novedad de agosto.

 

Cada vez más cerca

Cierto es que dieciséis años de dominio del ranking mundial consecutivos dejan pocas dudas sobre la supremacía de Carlsen en un ajedrez tan parejo e irregular, pero también lo es que en los últimos listados la distancia con sus perseguidores es cada vez más estrecha. En este momento sólo 16 puntos lo separan de So y algunos más de Caruana, Kramnik y Vachier.

¿Podrá alguno poner fin al reinado de Carlsen? No parece imposible, aunque lo que sí parece lejano es la consolidación de una nueva rivalidad clásica, un tandem de 1 y 2 que se prolongue en el tiempo. Los tiempos de Karpov y Kasparov si parecen lejanos…

 

La inestabilidad de los n° 2 en el reinado de Magnus y la falta de un «clásico»